Auxilio judicial y el estado de alarma

Como sabes, ayer el Consejo de Ministros aprobó la declaración del estado de alarma con la intención de que esté en vigor hasta el próximo mes de mayo de 2021.

Te preguntarás si los exámenes de Auxilio Judicial se celebrarán el 12 de diciembre, tal como estaba previsto inicialmente, ante el elevado número de opositores apuntados para participar en el concurso oposición y una hipotética prohibición de desplazarse fuera de tu Comunidad autónoma (si te presentas en otro ámbito territorial). La contestación no es sencilla y nadie está en posesión de afirmar qué es lo que va a suceder. Naturalmente, yo tampoco.

Lo que sí puede afirmarse es que los hipotéticos escenarios son tres:

Primero.- Que el examen se celebre el 12 de diciembre concurriendo los opositores a un llamamiento único,

Segundo.- que no se celebre y que el examen se realice con posterioridad a mayo de 2021; y,

Tercero.- que el examen se realice en varios días con llamamientos en horario de mañana y tarde.

En mi opinión -insisto en que no estoy en posesión de la verdad - si dejamos de lado visceralidades e intentamos razonar, observamos que una suspensión de los exámenes sine die es poco problable porque el estado de alarma adopta medidas, tales como el "toque de queda", principalmente en relación con el ocio nocturno (restaurantes y bares) y las reuniones de amigos y familiares en domicilios, que provocarán una reducción en el número de contagios y una disiminución de la presión en los centros hospitalarios. Por otro lado, la vida sigue y el país no puede paralizarse. La gente va a trabajar, los colegios y universidades están abiertas (y se hacen exámenes), y el comercio, con mayor o menor fortuna, abre sus puertas. El Estado no puede ordenar, como en marzo, el cierre de un país por que implicaría dejar de percibir ingresos tales como el impuesto de sociedades, IVA, etc que son necesarios para hacer frente al coste económico de los servicios públicos, visto que el problema del Covid-19 no parece que vaya a solucionarse ni a corto ni a medio plazo.

La cuestión, por lo tanto, está en solventar la concurrencia de opositores el 12 de diciembre. A este respecto hay que decir que la Orden donde se convoca el concurso oposición (BOE de 27/01/20) establece que "el primer y segundo ejercicio se celebrarán conjuntamente en un mismo acto, el mismo día y a la misma hora en todas las sedes de examen, (...)", por lo que los exámenes tienen que ser el mismo día y a la misma hora y aquí está el quid de la cuestión porque implica que concurran miles de opositores en un espacio físico determinado.

Las soluciones a este problema son dos:

1) Aprobar una Orden que modifique este extremo y que permita celebrar los exámenes en distintos días y en horario de mañana y tarde con el fin de evitar tales aglomeraciones. Lógicamente, habría que hacer tantos modelos de exámenes como llamamientos se produjeran ¿que no es justo? no; no lo es porque cada uno haría un examen diferente. Sin embargo, en otras oposiciones, tales como notarías, letrados de la administración de justicia, judicaturas o abogados del Estado, por ejemplo, se les llama al examen oral en distintos días y no exponen los mismos temas y no infringe el principio de igualdad (así lo han declarado los tribunales en otros supuestos). Constituye un mal menor y el proceso selectivo no se paralizaría.

En mi opinión, aquí radica la solución al problema y estoy convencido que el Ministerio baraja esta posibilidad. Varios días de exámen (sábado y domingo, mañana y tarde), con distintos exámenes y posibilitando que los opositores concurran en el ámbito de su domicilio ¿Hay que modificar la Orden? Se modifica. Ningún tribunal de Justicia en este país le pondría ninguna objeción si se impugnara su modificación.

2) Otra solución para que todos los opositores hicieran los exámenes el mismo día, sería incrementar la contratación de salas, clases universitarias o sedes para que todo el mundo hiciera el examen el mismo día, sin desplazarse de su Comunidad autónoma con independencia de donde concurriera.

Veremos finalmente qué decide el Ministerio de Justicia.

Yo apuesto, por una cuestión de logística (la dificultad que tendrá el Ministerio en contratar más aulas), por la primera solución.





2,670 vistas

Rodrigo Lacueva Bertolacci, 2020

rodrigolacueva@yahoo.es

Teléfono +34 696901925